"Y te quiero"

Carta para Andreína

Tienes lo mejor de dos mundos.

Eres la clase de chica que puede derribar a un hombre y lo hace levantarse de nuevo. Eres fuerte pero necesitada, y humilde pero codiciosa. Basándome en tu lenguaje corporal, tu cursiva agresividad ha sido leída. 

Tu estilo es muy selectivo dado que tu mente es un poco insensata… Me imagino que, supuestamente, de eso se trata la felicidad. 

¡Qué hermoso desastre es esto! Es como recoger basura vestidos de gala. Y, duele cuando las palabras que escribes se convierten en navajas y que, sin importar mi valor, llames a esto una ficción pero aún así… Me gustaría perderme en tus contradicciones, mi querida, total, aquí estamos. 

A pesar de tus predisposiciones, amo tus consejos. Tus rápidas reapariciones probablemente generadas por tus inseguridades. No tienes porqué avergonzarte de tus locuras, pues, depende de cómo tomes estas palabras en las que te digo que esta relación es un drama escénico. 

… ¡Vaya! Qué desastre hay aquí. 

Aunque he vivido una vida amable y cortés, es aceptable decir que hemos jugado sucio. Aquí estamos. 

Aquí estamos. 

Es como dudar cuando la única respuesta disponible eres (tú) un Sí. A través de las palabras eternas, de las fotos invaluables, volaremos fuera de esta planeta.

Las mareas se mueven a favor y los corazones se desfiguran, pero no importa mientras permanezcamos juntos y heridos romperemos y mancharemos nuestra ropa, y no importa. 

Por el día de hoy fue muy valiosa la espera. 

-J

Tags: carta amor

Corazón

Y no sé porqué si me haces tanta falta, aún no te he escrito. 

… Si ya tú te encargaste de romper el silencio. 

Para extrañarte menos me entrego a las letras que me regalaste. 

Me refugio en Corazón una vez más. 

Tú supiste darme luz en manos de una extraña oscuridad. 

Eres quien le dijo “adiós” a mi depresión. 

¿Qué puedo hacer ahora si tienes un pasado que te amarraste a la moral?

Somos grandes, ya tomamos decisiones. 

Entendí que la ambivalencia puede ser un patrón nocivo que quiero romper. Te atraje como ambivalente y te alejo como una nueva persona. 

Cambiaste realidad por fantasía, cercanía por kilómetros, proyección por decepción. 

Pensé que no me importaría, hasta que encontré durmiendo más de cinco horas al día, y convirtiéndome en esclava de las películas, porque mis ánimos te los llevaste tú. 

De vez en cuando espero que me leas, porque como ya te he dicho antes, las palabras se me dan mejor por escrito… Aunque los libros no abracen en la noche. 

 

Calle Carabobo, Maracaibo, Venezuela.

(via svpersoakers)

Sweater Weather

image

No sé en qué momento esto empezó a parecerse al sweater tuyo (que conservo) cuando está mojado: Pesado, llorón y difícil de manejar. 

Las cosas solían ser sencillas y espontáneas, hasta bonitas, como los atardeceres, así como el cielo es el lienzo de Dios, las tardes eran el nuestro, las pinceladas que representan las nubes, eran carcajadas y miradas con las que solíamos darle color a las horas vespertinas acá abajo.

Como el café y el brownie que lo acompaña, como el pie de limón, como la compra de un vacío la noche de un viernes para ir a casa de un amigo. Y tus pequeños grandes detalles.

No has vuelto a mis letras por las razones equivocadas, sólo me detuve a recordar un rato, y a apreciar los buenos momentos que me dejaste porque sé que no todo fue malo, me niego a recordarte como una mala persona porque sé que no lo eres… Aunque te comportes como una total y completa mierda.

Hay algo en ti que todavía me deja con esperanza en la raza humana, bueno, quizás no necesariamente tú, pero ahí vamos. 

Voy* 

Las memorias pueden ser el éxtasis de la mente, y los olores llevar a muchas emociones. Sin embargo, yo te recuerdo como al verano.

Me dejaste de causar gracia, dejamos de reírnos para empezar a fruncir el ceño y discutir, dejamos de acompañarnos a todos lados porque tomar caminos individuales se volvió necesario cuando dejamos de compartir el mismo objetivo. Dejé de sentirme cómoda, la seguridad desapareció e igual la sensación cálida.

Me dio frío, porque nos llegó el invierno;

Y a mi vida llegó otra persona.

And your sweater knew how to keep me safe… But you.  

Crónicas de una Protesta Silente

Hoy 28 de marzo fue asignada mi cita para solicitar un nuevo pasaporte, a las 9:30 AM llegué al SAIME de Valle Frío, Maracaibo, treinta minutos antes de la hora que me había sido asignada. Inmediatamente, encuentro a más de 100 personas haciendo una actividad ya común en Venezuela: Cola. Resulta que las asignaciones, pautas o compromisos no valen mucho porque el proceso se realiza mediante orden de llegada… Haberlo sabido antes. A pesar de que contábamos con organización, sillas, techo, cuerpos de seguridad y hasta brisa para sopesar el calor, me pregunto ¿Por qué se irrespeta el horario impuesto por el mismo sistema de esta institución pública? La ambivalencia y la contradicción se han convertido en un factor característico de esta administración. 

image

Para nadie es un secreto que he participado activamente en las manifestaciones pacíficas de la ciudad, donde puedo estoy, y así voy. Son innumerables las razones por las cuales me he sumado a las protestas; inseguridad, inflación, escasez son algunas de esas muchas pero realmente, una de las que más me siente y porque la he visto de cerca, es la descalificación y discriminación constante que recibe un sector mayoritario de la población por pensar distinto. Por tales razones, decidí llevar mi protesta a otro nivel de impacto, quizás hasta psicológico, y aproveché la oportunidad que se me presentó de asistir como solicitante a una institución de carácter público, y claramente politizada. 

Apenas tomé asiento, saqué uno de mis carteles y lo coloqué donde se leía claro el escrito. No hablé ni miré a los ojos a nadie, me senté en silencio, limitada a mi celular. La gente me observaba, leía, comentaba, otro hasta me tomó fotos “disimuladamente”, la verdad es que la gente no estaba leyendo en la pequeña pancarta nada que no hubiese leído ya, la razón de su sorpresa era que me atrevía hacerlo ante la presencia de algunos miembros de la Policía del Estado y la Guardia Nacional Bolivariana, y sobretodo, en medio de un proceso de tanta envergadura como lo es la tramitación del pasaporte. Uno de los boletos de salida más solicitados y atesorados, lo que los venezolanos actualmente ven como una “oportunidad” es en nuestra realidad, un escape, y ese chance, yo lo estaba exponiendo al riesgo. 

image

Algunos funcionarios me vieron, ninguno dijo nada, me sentía respetada. Cuando finalmente ingreso en la oficina y paso el umbral de dos GNBs, pensé “lo peor ya pasó”. Tres de las funcionarias que atendían en información, cancelación de U.T. y otros, me miraron impactadas, una se llevó las manos a la boca y la que estaba de primera, puso los ojos como platos. “Mi mensaje está llegando, el impacto está pasando” me dije, algunos me miraron con malos ojos, naturalmente, en especial una de las encargadas del orden de atención, con ella, comenzó el atropello. Cuando ya me faltaba poco para ser atentida, le dijo a Astrid, la funcionaria de la máquina 01, que “esto” venía con “paquete completo, sin fotos” su proximidad, su mirada de reojo y la risa burlona, me hizo sentir claramente amenazada, pero ahí seguí. 

El joven que verificó mis datos vio con asombro el cartel, yo me dirigí a él como si nada y con la amabilidad que acostumbro, en esta oportunidad un poco más intensificada, con la misma indiferencia me registró y antes de entrégame de vuelta mis papeles, la funcionaria del “paquete completo” le dijo a otra que escribiera en mi planilla “Foto”, se la quitó al muchacho que me atendió, y así lo hizo, luego me envió de vuelta a la fila. 

-¿Necesito foto tipo carnet? 

(Requisito que no se solicita en la página) 

-No. 

Mientras esperaba, transmitían por la televisión una rueda de prensa en vivo que estaba dando la Fiscal Luisa Ortega Díaz, irónicamente la pequeña pancarta que llevaba en ese momento dictaba “25.000 MUERTES 2013”, le quise tomar una foto y la muchacha que estaba a mi lado me ayudó sosteniéndola. Ese fue el detonante, y donde acabó mi ya sentenciada regularidad del proceso. Llegó el encargado a solicitarme de forma educada, pero en un tono donde se evidenciaba el stress, que por favor guardara eso, pues no podía hacerlo en una institución pública o sino me iba a sacar.

image

-Pero un momento… Nada de lo que yo estoy haciendo es ilegal

-No lo es, pero no puedes irrespetar la institución, nosotros te estamos realizando el proceso para que tengas el pasaporte (como si me estuviesen haciendo un favor) y ese es un documento muy importante. Debe ser muy importante para ti, ¿no? (Como… ¿Advirtiendo qué?) 

-Lo es, e indiferentemente de lo que yo haga o piense, soy venezolana igual que todos los que están acá y tengo derecho a mi pasaporte

Me reiteró que estaba en lo correcto pero que por favor, detuviera mi protesta. Para ese momento, parte de mi objetivo ya se había cumplido, quedó evidenciado frente a muchas personas cómo mi proceso se vio amenazado por pensar diferente, y tomar una acción incómoda para el Gobierno y quienes los representan. Como si llevar un mensaje, fuese delito. Como si por pensar diferente, me hiciera menos venezolana. Como si ejercer mi derecho a la libre expresión, anulara el de la identificación. 

Finalmente fui atendida… Casualmente por Astrid, la joven de la máquina 01, tomó mis datos (el encargado aún me acompaña), la fotografía y mis huellas… Dos minutos después: 

-Ya va, un momento… Que no se cargó la foto de la chica. Se cayó el sistema, tengo que reiniciar.

(…)

-¿Qué pasó, Astrid? Si todos tienen sistema… 

-No sé, esta máquina está lentísima… 

Miré atentamente todo lo que hacía con la computadora. Reinició y volvió a tomar mis datos. Esta vez sí se cargó. 

El encargado, gerente o algo, no lo identifiqué pero sé que era uno de los jefes, me escoltó al otro paso donde me colocó de primera en la fila y no hice cola. Claramente, la preferencia me extrañó. 

-¿Por qué no estoy haciendo el proceso como las demás personas? 

-Porque te estoy ayudando a que salgas rápido… Si quieres hacer la cola, bueno. 

-No, está bien. Sólo espero que mi pasaporte se tramite como el de las demás personas, con la misma normalidad. 

-Tranquila, así será, nosotros estamos acá para brindar el servicio a todos. 

Hablamos sobre la situación, lo que opinaba cada uno, intercambiamos puntos de vista y todo se llevó de forma muy diplomática y educada. Me llevó hasta la puerta, se presentó, me dio su número para cualquier duda y nos despedimos. Me monté en el taxi y el señor, luego de contarle, me preguntó si me habían entregado el comprobante de retiro… “WAIT, WHAT?” La cabeza me dio muchísimas vueltas, enseguida el taxista me prestó su teléfono y llamé a Omar. 

-Tranquila, con tu cédula puedes retirar el pasaporte y estar pendiente del “Estado de Trámite” por la web. 

Me respondió.

La verdad es, que antes de todo esto, ya tenía semanas pensando que la contundencia de las acciones de protesta debía evolucionar. Venía evaluando cómo llegar a las personas de una manera más impactante y lograr retar sin pecar. Claramente hoy di un salto al vacío, un señor me llamó valiente, el taxista que “las tengo bien puestas” y yo… Pues yo creo que enfrenté gran parte de un miedo impuesto. Las instituciones públicas NO le hacen un favor a los venezolanos, sólo cumplen -en algunos casos- con su trabajo, por eso todos los gastos corren por los impuestos que nosotros cancelamos y de “la venta” del petróleo que "es de todos". Los gobernantes no son nuestros Reyes o Dioses supremos, la presidencia NO se hereda, ellos son nuestros empleados, porque como políticos en campaña sólo nos están entregando su curriculum vitae. 

Mi experiencia de hoy demostró claramente, la aversión del Gobierno por quien piense diferente, y a veces demuestra tener un concepto de democracia, igualdad e incluso socialismo, totalmente desvirtuado. El totalitarismo anda más que asomado, y sé que no tomaron mayores acciones porque TODA la gente estaba viendo los que sucedía entre Omar y yo. ESA es la diferencia cuando el pueblo ve, no pueden cometer injusticias, y acá, el pueblo SÍ somos todos y nos estamos despertando unos a los otros. Hoy más que nunca comprobé que tienen miedo y que no pueden tolerar “una piedra en el zapato”. La gente asentía cuando me veía y se sorprendía. ¿Acaso lo que mi cartel decía era mentira? ¿Qué hubiese pasado si dijera “Chávez vive, la lucha sigue”? Otra historia sería. 

Bien, yo estoy aquí para escribir la mía, y si me voy, que sea por la puerta grande, porque la verdadera salida es la defensa de nuestros derechos, no Maiquetía. 

P.D.: … Y no se preocupen, les estaré informando del “Estado del Trámite”. 

______________________________________  Artículo 57: Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecerse censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado. No se permite el anonimato, ni la propaganda de guerra, ni los mensajes discriminatorios, ni los que promuevan la intolerancia religiosa.” 

                            Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 

Anonymous asked: que tan sexual eres??? y que tantas veces al dia piensas en sexo???

Venimos del sexo y el sexo está en todas partes. Las veces al día son relativas. 

Una Gata Está De Cumpleaños

image

Dicen que las amistades son esos hermanos que no comparten la sangre con nosotros pero que sí tuvimos la libertad de elegir. Los hermanos conviven, se quieren, se pelean, se hacen maldades, bullying. ¿Quién sabe qué más? 

Bueno, nosotras sí que tenemos una cátedra en eso. De relaciones amor-odio escribimos una historia. Es que cuando las personas crecen juntas, se llegan a conocer gran parte de las virtudes y los defectos, las virtudes especialmente aunque siempre peleemos por los defectos. Pero el cariño está, prevalece y esas son las amistades bonitas, las que se conversan y conservan, no se quiebran y se cuidan de tanto en tanto, recordandose los tiempos en los que usaban pollina y hacían duckface, cuando MySpace y MSN eran cool. 

¿Que pasen semanas pero que cuando nos veamos siempre tengamos un cuento que echarnos? No sabes cuán especial es eso, gracioso y divertido. Que alguna de las dos coma ensalada porque nos repartimos el turno de la dieta. Hablar de los pendejos que nos han hecho daño para luego agradecer que hayan pasado por nuestras vidas, porque fueron parte de la escuela que nos hizo lo que somos hoy en día. Comentar, apreciar y valorar lo bonito del presente hoy, también, y si tienen planeas a futuro MÁS aún. 

De fortalezas aprendimos juntas, y aunque no nos veamos todas las semanas, o nos escribamos todos los días, en un camino de discusiones nos dimos cuenta que sin notarlo, teníamos muchas más razones para ser amigas para pelearnos, y menos por influencias de terceros. Quién sabe, me alegra saber que en algún momento nuestros hijos llamarán “tía” a la otra, y que tendremos cuentos qué echarles, historias que narrarles y lecciones que enseñarles. 

Pero primero lo primero, vivamos los años de juventud que aquí tenemos y que hoy se te suma uno nuevo. 

Te quiero mucho amiga.

¡Feliz cumpleaños, Isa! 

Sentir

¿Es bueno o malo? 

Me quisieron enseñar que expresar lo que sentía estaba mal, con el tiempo entendí que la sociedad es capaz de adoctrinar los sentimientos. Nos castigaron por amar, ser feliz podía ser pecado y mientras que la creatividad se volvía una amenaza, buscaron eliminar a sus principales motivadores. Qué alivio que somos capaces de despertar… O de volver a vivir. 

Porque sentir es vivir. 

Hacer uso completo de los cinco sentidos: Ver paisajes hermosos, escuchar música grandiosa, disfrutar olores, perfumes, sentir cariños… Besos. 

Amamos gracias a las sensaciones, a que nos permitimos explorar y disfrutar. La verdad es, que amamos amar y ser amados, pero a veces el ego nos lleva a sentir condicionadamente como si la felicidad tuviese reglas, como si se construyera o se eligiera. La felicidad está compuesta de momentos efímeros. Qué error el nuestro de querer extender una sola felicidad en vez de permitirnos vivir muchas. No es posible extenderla, el hombre lo ha tratado y con ello sólo ha logrado confundirlo con estabilidad, lo que produce tranquilidad, esta que sí puede ser longeva.

Solemos concentrarnos en cómo deberían ser las cosas para poder llegar a amarlas, y en eso se nos va el chance de hacerlo. Pocas cosas son tan hermosas como amar genuinamente, sin cambios, sin modificaciones… Desde la esencia. Amar el hecho desde el bosquejo. Porque no elegimos qué amar. 

No está mal amar, ni sentir que ya no amamos. La verdad es que en el momento que decidimos alejarnos de ese algo que ya no nos da felicidad, amamos más y mejor… A nosotros mismos. No hay pecado en quererse, ni en buscar la felicidad alejándonos de la infelicidad. ¿De qué sirve ser duros o estrictos con el espirito libre del sentimiento? Amar no es pecar y tener dudas tampoco. 

Sentir es lo más hermoso del mundo, aunque a veces duela. Es bellísimo, tanto que siempre volvemos a caer en los sentimientos porque a pesar de todo, la posibilidad de sentir amor y ser amados en plenitud, es más poderosa que el riesgo de que nos hagan daño. Nos arriesgamos a pesar de la posibilidades de daño porque… Amamos amar. 

                                      _Está bien sentirse bien, y está bien sentirse mal. 

Amar es estar vivo / C’est la vie. 

Impactante vista de Plaza de la República en #Maracaibo, Edo. #Zulia. #SOS a la luz de las velas, ciudadanos pacíficos pero presentes. Acá nada se apaga, nadie se dueme. El que persiste, vence y ¡Venezuela está despierta! - (Foto de Leonardo Guerra. Vía @vendespierta)

Impactante vista de Plaza de la República en #Maracaibo, Edo. #Zulia. #SOS a la luz de las velas, ciudadanos pacíficos pero presentes. Acá nada se apaga, nadie se dueme. El que persiste, vence y ¡Venezuela está despierta! - (Foto de Leonardo Guerra. Vía @vendespierta)