Diario #0 - Tercera Parte

Me encanta tu sonrisa, es bella, y no me gusta cuando frunces el ceño, aunque te veas un tanto sexy e intelectual; sé que cuando lo haces es porque maltripeas y me hace maltripear verte maltripear. En serio. Quiero, sobre todas las cosas verte feliz. Así de mucho te quiero y así de mucho me importas. Quiero ser yo quien te brinde tal felicidad, pero incluso, en un hipotético caso contigo teniendo la misma disposición, no podría mientras no cierres tu ciclo porque ni siquiera puedo verme contigo mientras suponga que a veces la ves a ella en mí, probablemente más veces de las que me confiesas. En mí o en cualquiera. La has visto más de una vez. 

Según mi ojo clínico tu patología sentimental no es más que la necesidad de cerrar de un ciclo. I feel you. Sin mencionar que deseo con todas mis fuerzas que sólo eso sea.  Aunque sí, toda apunta a que eso es. Necesitas, por tu bien, hablar con ella. Quítate ese peso de encima y ábrete a la posibilidad de poderte sentir merecedor nuevamente de alguien que valga la pena, someone who fits you, a quien le enseñes y te enseñe recíprocamente, que te abrace y te agradezca, que te diga cuanto te quiere y se preocupe, y que diga más de lo que habla, que accione más de lo que dice y que te bese más veces de las que mira tus labios. Y sobretodo, que cuando algo no le guste, te lo haga saber rápido, porque sé, que es lo primero que te interesará saber. Detestas darte cuenta que las cosas no estaban bien cuando creías que estaban geniales porque estabas demasiado distraído para notarlo. Lo sé. Pero lo más importante de todo, es que te sientas lo suficientemente seguro de poder conquistarla, porque entenderás que no eres tú el problema y que nunca has sido un mal novio, ni si quiera cuando no has brindado tu 100%.

¿Ves que genial eres? 

Todo esto te lo digo porque Dios no dio muchos encantos como el que a ti te caracteriza, por tal razón es obligatorio que quien esté contigo lo valore. Desconozco si con esto estoy dando la fórmula para que otra llegue a ti, o veas en una anatomía distinta todos los aspectos que te menciono. Sí, sé que hoy también te dije que Carlos Fraga y Mía Astral me enseñaron a internalizar, aceptar y  decir lo que siento, y no ser una overthinker pero a no dejar las cosas de pensar al mismo tiempo. Hoy fue una tarde donde mis lecciones se pusieron a prueba. Quería gritarte lo que siento, para confirmarte y que lo oyeras de mi boca, porque sé que ya lo sabes. Posiblemente los demás, se han encargado de alimentar tus sospechas si no es que ya mis ojos te las han confirmado.

Lo siento, no puedo controlarlos. 

Yo en mi estado natural. 

Yo en mi estado natural. 

(Source: ghostyards, via juntos-en-secreto)

Diario #0 - Primera Parte

Martes, 12 de noviembre de 2013

Te escribo porque no olvido aquel día en tu casa que me manifestaste cuánto te gustó mi Post “Valorar-me” y que te encantaría seguir leyendo más de mí. Hoy decidí empezar a complacerte esa petición.

Te digo que… 

Tengo miedo. Tengo miedo de la información que a veces puede llegar a darme mi intuición. Ésta pocas veces se equivoca y por eso le guardo respeto tomando mis momentos para ignorarla, porque más de una vez no he estado de humor para malas noticias, cachetadas de verdades ni baldes de agua fría. Ya está bueno. Quiero concentrarme en las flores del paisaje, ¿Es mucho pedir?… Sí, según la vida. Por cuestiones de formar el carácter es necesario enfrentar – especialmente- lo que no nos gusta, entonces I go ahead. Me preparo psicológicamente para otra cosa que vengo a enfrentar: A ti. 

A ti y a tus sentimientos que no termino de descifrar y que no parecen ir en sintonía con los míos. No es juego, tengo rato sintiendo que esto pasaría, es como tú y yo decimos, es un feeling.  De esos, que te taladran la cabeza y son parásitos del pensamiento, que los quieres eliminar y sólo consigues verlos en todos lados. Así, justo de esos, de los que te hacen maltripear. 

Estoy agotada de sentir muchas cosas. Si a algo le he tenido sorprendentemente poca tolerancia ha sido al hecho de sentirme comparada en acciones y caracteres que considero únicos en mí, o al menos lo suficientemente particulares para diferenciarme del resto… Y entonces llegas tú, con comentarios cuyo móvil entiendo perfectamente, pero que igual hieren. Nunca la consciencia había aminorado tan poco un dolor, suponiendo que conocer es una clase de liberación porque salimos de la ignorancia, sin embargo a veces ignorar te priva de la infelicidad. Entonces vuelvo al punto donde no siempre debemos hacer lo que nos gusta y éste es un claro ejemplo de ello. No obstante lo enfrento porque quiero ser feliz, no estar alejada de la infelicidad. Ambas son claramente distintas. Sé que me entiendes.

It just a “Eres la segunda persona que me dice eso… La primera fue Ella.” Problem. 

Y Cuáles Eran Sus Opciones

Con 17 años de insatisfacciones, y entonces conoció el amor…

En la búsqueda de sí misma se encontró con innumerable cantidad de personas que llegaron para ser o dejar algo, unos para servir de puentes a lugares, personas, oportunidades, y otros para complementar su vida. De igual forma le sucedió con el amor. Hubo quienes llegaron para enseñarla a amar, otros para que aprendiera a amar bien, algunos para presentarle la infelicidad y el desamor, y otros a los que pudo amar plenamente, más y mejor.

Ella no tenía claro lo que quería, pienso que sólo conocía lo que no le satisfacía. Experimentar supuso ser parte del proceso de encontrarse y conocerse, y tocó puertas aunque muy dentro supo que no entraría.

Todo fue acerca de saber qué había allá afuera…

Una Reina Está de Cumpleaños

No tengo más que agradecer que hoy inicia un nuevo año de tu vida, y con él, nuevas oportunidades para disfrutarte y compartirte. Contrariamente a las creencias populares, no considero a este día como un acercamiento a la muerte, pues yo te veo como al fénix. No estás más vieja, sólo más sabia. ¿No lo ves? Que hasta las canas te resaltan.

Dale a tus nuevos 26 la creatividad de los viajes en carretera (otra vez) y la apertura a nuevas experiencias. Cierre de ciclos e inicio de nuevas metas. Ven, recuérdame la lección que una vez me enseñaste: Nunca es demasiado tarde para empezar otra vez. ¡Vamos! Que tenemos mucho por hacer.

¿Y qué sé yo cuanto nos queda? No me preocuparé por la natutaleza, lo que atañe a mi cabeza es lo que haré para sacarle provecho a nuestros momentos y burlarme del carácter efímero de la felicidad al multiplicar nuestras risas. Que vengas más postres juntas y sigamos haciendo del carro, el lugar perfecto para la conversa.

Cierro, con quizás un post que se queda pequeño y con sentimientos que las letras no saben expresar. Te deseo una gran felicidad mientras te escribo como sé, el amor que siento por ti.

¡Feliz cumpleaños, mami!

Je t’aime beaucoup. 

Abrázame

Lleva tus sueños a las palmas de tus manos, y ámame en la realidad tal como lo haces en las madrugadas de tu subconsciente.

Tócame sin prejuicios de por medio, deja durmiendo al juez interno y escapémonos de las costumbres. Permíteme cegar a lo bien visto y sólo entonces yo te dejaré besarme, como lo pensaste.

Ciérrale la puerta al gruñón remordimiento de consciencia, aquí ya no hace falta, acepta que en el amor hay pocas reglas mientras yo entenderé lo que “caer” significa. Porque no puedo hacer esto sin ti, y estoy dispuesta a correr el riesgo contigo.

Hoy te permito deshacerte de lo que se interponga en tu paso, si recibes lo que ves con suave toque de labios. Domina mis sentidos, lee mis deseos. Aquí estoy. Estoy rozando el abismo, a punto de caer a un vacío que sólo quiero que me lleve a un lugar: Tus brazos.

Que llueva tu sudor y que sople tu olor. Que florezca la rudeza del amor que ya lo dulce me ha sabido amargo. Respira sobre el latir de mi corazón y eriza mi piel; ya la habrás hecho tuya. Y en el proceso abrázame, que dejarte rastros de perfume será por siempre mi marca de territorialidad favorita.

4:12 AM

Y me tienes bien.

Contigo soy la mejor versión de mí misma, y aunque esté escribiendo bajo los efectos del alcohol, mi realidad es que te amo.

No, no lo dejé. (El alcohol) pero tú has fumado. ¿En ésta regla de 3 eso se vale? ¿Acaso tengo un permiso socialmente concebido para escribir con el vodka como acompañante? Quizás.

Quizás no sepa cuando leas esto.

Quizás sólo te amo y ya. Mi realidad es que sólo te quiero amar.

Ignoro la música de mi alrededor sólo para escribirte, porque… Sí.

Here you are.

Here I am.

Here are mis ganas de amarte.

Songs porque Yes.

I won’t let you close enough to hurt me. I won’t ask you…

(I said)

Put your lips close to mine as long as they don’t touch.

Out of focus out of eye, ‘till the gravity is to much.

Tonight you’re mine completly.

I’ll do anything you say if you say it with your hands.

I hear the sound of my own voice asking you to stay.

Whenever I’m alone with you, you make me feel like -I’m in love again-

I’d gladly surrender myself to you… Body and Soul.

And…

Will you still love me tomorrow?

Because we’re best friends, right?

¿QUÉ? @Fabizcocho

(Source: ruinedchildhood, via cecifalla7)